En verano: hidratarse bien!


hidratacion.png

Tomar bebidas durante las comidas y entre las mismas, no esperar a sentir sed para beber y tener una botella de agua a mano son algunas de las prácticas saludables

La hidratación es uno de los aspectos centrales que permite al cuerpo humano cumplir sus funciones de manera óptima. Y más aún en verano.

La ingesta de agua en lugares y momentos de mucho calor se duplican o, incluso, triplicarse si la temperatura es muy alta. También, si la persona es muy activa, como alguien que trabaje en una granja, trabajadores de la construcción, personas que trabajen mucho tiempo al sol o en una industria (además de practicantes de deportes), el consumo se puede cuadriplicar.

Es muy necesario el consumo de agua en los adultos mayores, ya que tienen menos capacidad de conservar el agua corporal. Estas personas tienen problemas como menos sensación de sed, lo que puede limitar su consumo voluntario de líquidos. Como consecuencia, la hidratación insuficiente puede provocar caídas, infecciones en el aparato urinario, constipación y enfermedades dentales.

La forma de conocer una adecuada hidratación de una persona es a través de la orina de “color amarillo pálido”. El color más oscuro indica que probablemente estemos ante la necesidad de consumir agua. La frecuencia al orinar también es un indicador de un correcto consumo de agua. Las personas sanas deben orinar al menos cuatro veces al día.

#salud #hidratacion